Lo mejor de esta semana

Tras mucho tiempo sin escribir en esta sección, vuelvo de nuevo a mis raíces para hablar sobre un manga que he leído recientemente y que me ha vuelto a trasmitir esas sensaciones de querer leer más y más tras mucho tiempo sin que ninguno lo consiguiera (sin contar los mangas semanales actuales). Aprovechando su reciente finalización, no había mejor momento para disfrutar de la que se trata sin duda alguna de la ópera prima de un gran mangaka llamado Ito Ogure (más conocido como Oh Great!) conocido por otros trabajos como Tenjou Tenge. Esta historia cuenta con unos principales protagonistas que son algo diferentes a lo que estamos acostumbrados a ver... unos patines. Más concretamente, se conocen como Air Trecks, unos patines de línea con motor que proporcionan a sus portadores una capacidad de salto que es lo más cerca que ha estado un ser humano de poder volar con su propio cuerpo. Bajo esta premisa, original donde las haya, seremos testigos de una historia que sin duda os sorprenderá a todos, pues no sólo posee un argumento original, sino que lleva el sello de uno de los mangakas más controvertidos y talentosos del panorama actual. Bienvenidos a: Air Gear.


Autor: Ito Ogure (Oh Great!)
Publicación: Shonen Magazine.
Categoría: Shonen.
Género: Patinaje, acción, comedia.
Nº de tomos: 37 (terminada).



"La libertad está en el cielo".

El protagonista de esta historia es un chico huérfano llamado Ikki, apodado "Baby Face", el cual fue adoptado por una familia de cuatro chicas que son casi como unas hermanas reales para él. De carácter rebelde y macarra, es uno de los matones más temidos de su instituto, hasta que un día pierde una pelea contra un grupo callejero cuyos integrantes son conocidos como Storm Riders, los cuales llevan unos patines llamados Air Trecks que poseen motor y te permiten correr y dar saltos espectaculares consiguiendo que parezca hasta que puedes volar. Frustrado por su derrota, a la vez que fascinado por dichos patines, Ikki decide equiparse con unos para adentrarse en el misterioso mundo de los Air Trecks, comprobando que se trata de un mundo mucho más complejo y profundo de lo que jamás se hubiera imaginado, teniendo sus propias reglas, principios y filosofía, y descubriendo que todos tienen un objetivo común.... ser el Rey del cielo.

 
"Manga y anime no siempre tienen que ir cogidos de la mano".

Antes de empezar a analizar este manga, es preciso avisar sobre una cosa. Si habéis visto su anime, olvidaos de él. Como es sabido, existen muchas ocasiones en que la adaptación al anime de un manga se hace de manera bastante torpe, sobre todo si son animes que no cubren la historia completa, o que el manga no está terminado. Por supuesto éste es uno de estos casos, pero esta vez decir "torpe" es decir poco, puesto que es una adaptación directamente mediocre. No sólo posee las características normales de estos casos, como puede ser la censura, el salto de contenidos, los finales abruptos, etc, sino que es que directamente pierde toda la esencia del manga. Pierde su irreverente humor, se dejan numerosas cosas sin explicar (algunas muy importantes), y sobre todo los personajes pierden toda su fuerza y personalidad, quedándose en una sombra de lo que realmente son (sobre todo el protagonista). Lo único que conserva es el ecchi, aunque usado de una forma mucho más directa y sin sentido. ¿Qué es lo que quiero decir con todo esto? pues que si sois del grupo de los que la serie os interesó, no habéis leído el manga y sólo habéis visto el anime, y lo habéis dejado, retomadlo, y esta vez desde el principio del manga. Creedme que me lo agradeceréis. Lo único que merece la pena de Air Gear en formato anime, y que sí recomiendo encarecidamente ver, son tres ovas que salieron en un especial de la Shonen Magazine en conmemoración al aniversario del manga, que cubren una de las partes más importantes y espectaculares de la historia, aunque como es lógico, sin continuar con el resto de la trama. Unas ovas adaptadas a los tiempos actuales con una animación y dibujo que quitan el hipo, y, esta vez sí, totalmente fieles al manga original. Si el anime principal hubiera sido tan sólo la mitad de lo que se ha visto en estas ovas, otro gallo hubiera cantado, pero por desgracia no ha sido así. Bien, una vez dicho todo esto, comienzo a analizar esta gran serie, esta vez tan sólo desde la perspectiva del manga.



"Oh Great! y su obra maestra".

Cómo he comentado más arriba, estamos ante una serie con una propuesta de lo más original dentro de su género, y precisamente en esa originalidad es donde reside su éxito. Catalogar este manga es difícil, pues al principio parece un shonen al uso, con todas las características típicas de esta categoría, pero conforme va avanzando la historia, todo se va volviendo más oscuro y adulto y la violencia más explícita, hasta el punto de que parece que estás leyendo un Seinen. Las virtudes de esta serie se apoyan principalmente en tres pilares: Su amplio abanico de personajes, todos con un carisma muy particular y bien conseguido; su irreverente y descarado humor; y el magnífico dibujo de Oh Great!, el cual va evolucionando poco a poco hasta alcanzar un nivel impresionante. Hablando de los personajes, es difícil encontrar otro shonen cuyos personajes transmitan tanto como en este. Desde su protagonista principal, Ikki, y sus compañeros de equipo, los cuales todos y cada uno sufren una evolución durante la serie de lo más interesante, hasta los personajes secundarios de otros equipos, que también tienen su minuto de gloria en la historia. La trama se apoya constantemente en ellos, y sus acciones son lo que hace interesante este manga.


Y algunos os preguntaréis, ¿es bueno que una historia se apoye tanto en sus personajes, o más bien sería mejor que la trama fuera sólida independientemente del carisma de los personajes que la protagonizan? Cada uno podrá tener su propia concepción de cómo se debe llevar un argumento, pero no se puede negar que en este manga precisamente el argumento es un arma de doble filo. La historia comienza de manera simple, con una trama interesante y bien llevada que se centra casi exclusivamente en las peleas entre los Storm Raiders, donde cada equipo lucha por ascender de nivel y enfrentarse a equipos más fuertes, apostando sus emblemas, para juntos conseguir ascender a la Torre Trophaeum, y convertirse en los reyes de los Air Trecks. Este argumento sencillo se combinaba con grandes momentos de acción, combates espectaculares y mucho humor, logrando redondear una historia muy interesante y divertida. Pero en cierto momento, aproximadamente por la mitad del manga, el argumento se empieza a enrevesar demasiado, las peleas entre Storm Raiders pasan a un segundo plano y a Oh Great! empiezan a darle esos delirios filosóficos y místicos tan comunes en sus mangas, y todo se vuelve demasiado lioso. Esto provoca que el interés por la historia decaiga un poco en ese tramo, y sólo se vuelve a recuperar en la parte final cuando de nuevo se vuelve a lo que la gente quiere ver: a las batallas entre Storm Raiders. Por tanto se puede decir que Air Gear tiene un argumento correcto pero con grandes lagunas, y lo que consigue mantener el interés del lector es ver la evolución de los personajes y saber que ocurrirá con ellos.


En cuanto al dibujo, puedo decir que es uno de los más impresionantes que he tenido la oportunidad de ver en un manga. Dentro del estilo shonen, la habilidad de Oh Great! es intachable, y por ello ha sido considerado durante muchos años como uno de los mejores mangakas de Japón. Su estilo de dibujo es muy limpio y expresivo, amante de los pequeños detalles, y sus habilidades han ido evolucionando a la par que este manga. Al principio, su dibujo era más sencillo e infantil, con escenarios algo pobres, y poco a poco fue perfeccionándose hasta dibujar personajes mucho más estilizados, con un aspecto más adulto y cargados de detalles, sobre todo en las ropas y accesorios. Pero uno de sus detalles más característicos es el atractivo diseño de sus personajes femeninos, siendo a veces incluso premiado por ser el mangaka que mejores mujeres dibuja. Esto no es una casualidad, ya que antes de empezar con Air Gear, Ito Ogure era muy conocido por sus doujin y sus trabajos de hentai. Esto quiere decir que en este manga no faltarán las situaciones ecchi y las mujeres ligeras de ropa. Quizá el único fallo a destacar en cuanto a sus diseños es que las chicas suelen ser muy parecidas entre sí, a veces incluso cuesta diferenciarlas. Sin embargo no pasa así con los chicos, cuya variedad es bastante más grande.


En definitiva, nos encontramos ante un manga que nos proporcionará muchos momentos de diversión y entretenimiento, con una historia original y poco vista llena de humor y acción, y un dibujo que nos dejará con la boca abierta en más de una ocasión. Además ahora es el mejor momento para comenzar a verla, ya que su último capítulo salió el mes pasado y por tanto está terminada y lista para ser disfrutada. Es la mejor obra de uno de los mangakas más populares y controvertidos, y una oportunidad única de leer un shonen diferente de lo que estamos acostumbrados a ver. Recomendada queda.


Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -