Lo mejor de esta semana

Marvel está decidido en convertir éste en el Siglo de los Superhéroes de su compañía. Por eso 2010 y 2011 acoge los animes de personajes estrellas en las manos de Madhouse: Iron Man, Wolverine y, recientemente, X-Men al completo. A continuación me dispongo a comentaros que tal la experiencia animada de Iron Man, la primera serie acabada.






Autor Original: Don Heck, Jack Kirby, Larry Lieber, Stan Lee
Director:  Takeshi Koike & Yuzo Sato
Compañía: Madhouse

Género: Superhéroe, aventuras, acción
Categoría:  Shônen

Número episodios: 13
Año: 2010






  Tony Stark viaja a Japón para poner en marcha el reactor ARC, un mecanismo avanzado creado por él mismo que mejorará el abastecimiento energético del país y la defensa. Pero pronto deberá ponerse su traje de acero para enfrentarse a extrañas máquinas, bio-armas que usa una organización oculta llamada Zodiac. Lo que menos espera Stark es que tenga vinculación alguna a su pasado.




MARVEL NIPÓN

Voy a ser muy claro. Aunque desde niño me han atraído los superhéroes, no soy un fiel seguidor de sus historias ilustradas, con lo que no tengo un gran conocimiento sobre la historia de Iron Man que no fuera de los pocos cómics viejos leídos –heredados de mis ancestros frikis comiqueros-, de alguna serie animada americana mal vista y sus recientes películas. Pero aún así, ver a Iron Man en manos de una compañía de animación nipona me producía cierto éxtasis. Es un placer comprobar que ese éxtasis comienza a surgir gracias a una animación técnica ejecutada con maestría por Madhouse. Pero el éxtasis desaparece al ver como en algunos capítulos los nipones intentan meter sus arquetipos de personajes en la serie, una historia de Warren Allis que parece meros artificios, que lo mismo atrae y desilusiona al mismo tiempo… y la verdad, para ser del estudio que es, la animación es de un bien, a secas, mientras que en otros trabajos es de notable a sobresaliente (véase Black Lagoon, Monster, Death Note…).



Haciendo un balance, ésta serie de Iron Man por Madhouse decepciona, tomándose el trabajo como un mero reclamo publicitario para aquellos que han renunciado de los superhéroes americanos por el anime y para los propios nipones. Ahora bien, también es cierto que ver un producto de Marvel en anime tiene su no se qué, es la prueba viviente de que los japoneses tienen ganada la carrera en ésta industria. Y precisamente por eso decepciona, porque en vez de apostar por un público más maduro, añadir una acción más explícita y ahondar realmente en el protagonista –o incluso en los nuevos secundarios- apuestan por una historia que queda muy superficial todo, donde lo único que vale es la acción de ver a hojalatas aporreándose durante los 18 minutos que dure la serie con música cañera, y el resto un mero intento de hacernos reír con chistes japos con poca gracia. Donde intentan meternos por fuerzas a la típica chica “kawai” que ayuda al prota, supuestamente se enamora, pero no hace más que estar sin más. Todo en superfície. Y aunque se intenta ahondar en Stark, con su pasado -conocido ya sea por las recientes películas-, sigue al final siendo lo mismo: artificios. La realidad es que nunca ahonda en nada, ni en protagonista, ni en secundarios, ni en trama. Todo lo que hay es un gran espejismo que se olvida con facilidad.

 Quien no conozca a Iron Man estará muy perdido los primeros capítulos. Se da por hecho que lo conoces, tomando cierta referencia a las últimas películas. Pero no os preocupéis, con el paso de los capítulos os explicarán el pasado de Stark, necesario para conocer parte de la trama poco explotada. Algunos se ríen porque los americanos parecen hablar perfecto japonés… mero truco existente desde años inmemorables donde se usa una lengua común para que todo el mundo se entere sin que el lenguaje sea un problema, por lo que yo no lo veo mal si se decide así desde el principio.




Y es que es una pena que, teniendo a la talentosa Madhouse animando, y con una idea que en su conjunto no pinta mal, quede en algo que aunque deleite en algunos momentos –sobre todo el técnico- pueda llegar a ser un mero olvido. Si con Wolverine pasa lo mismo, será una auténtica pena (nota del autor: en realidad es peor). Algo me dice que sí. Por cierto, el propio Lobezno hace un cameo, las pocas escenas que me hicieron vibrar aunque sólo sea por verlo.



TRAJE DE ACERO

 Como ya he dicho Madhouse está encargado de este anime, con directores como Takeshi Koike (encargado del piloto) y Yuzo Sato (Kaiji o One Outs son otros animes dirigidos por él). Y como he dicho la animación es magistral si englobamos todas las series animes que existe. Pero si nos plantamos a comparar con otras animaciones del estudio no es lo mejor visto, no es el mejor trabajo que tiene en su haber.

Con dibujo a manos de Takahiro Umehara, que ya puso su valor artístico en animes como Bayblade, Claymore o Tenjho Tenge, nos presenta un dibujo con claras referencias al manga pero estilizado y detallado de tal forma que pueda tener cierto recuerdo al estilo americano. Demasiado estilizado para ser sinceros. Se destaca los detalles, la perfecta compenetración con el uso de animación por ordenador, y colores muy vivos por muy oscura que parezca la escena.

La música viene de manos de Tetsuya Takahashi, compositor que ha trabajado para Appleseed Beginning o en Resident Evil: Degeneration, y que no cambia. Compositor que hace música acorde a las obras pero que llegan a hacer demasiado ruido y al final cansan, siendo todo música electrónica. Vamos, música que le va bien, que no es mala, pero que raro será que no acabes tomando algún calmante.

El doblaje destaca por ser de calidad certificada en Japón, con Keiji Fujiwara como Tony Stark/Iron man (Shin Chan -Hiroshi Nohara-, Baccano-Ladd Russo-), Jin Yamanoi como Nagato Sakurai (Ray -H-ring man-, Resident Evil: Degeneration -Leon S. Kennedy-), Takako Honda como Dr. Chika Tanaka (Bleach -Jinta Hanakari-, NANA -Junko Saotome-).






Para ir finalizando, Iron Man en anime no consigue ser un soplo de aire fresco, decepciona argumentalmente si esperas algo más de lo que produce la compañía americana directamente en casa, pero al menos la animación es un lujo aunque no sea lo mejor de Madhouse.

Lo mejor: ver Iron Man con animación made in Japan.

Lo peor: trama que defrauda, que sólo busca un público joven y  que devora anime. Meter clichés tópicos del anime.

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -