Lo mejor de esta semana

Llega el verano y todas las experiencias, sinsabores y amoríos tocan a su fin hasta septiembre. La editorial Ivréa apuesta por un shônen estudiantil muy exitoso en Japón (2008) y del que salió un anime con el mismo nombre; la fecha de salida es a finales de junio y la traducción literal del nombre “Primer amor limitado” dudamos que sea el título por el que se opte para la publicación hispanoparlante. No obstante, todo el que haya leído a Kawashita, sabe tiene el éxito asegurado.

Sinopsis:

Varias historias sobre el primer amor, con estudiantes, familiares y amigos, que se irán mezclando hasta llegar al relato principal en el que participan la mayoría de los protagonistas.

La primera historia gira en torno a Ayumi Arihara, una chica de secundaria muy menuda pero con una gran fuerza física, que se enamora del hermano pequeño de Misao Zaitsu, (Ayumi le dio una patada, lo tumbó y despertó en ella la ternura), Mamoru, aunque se debate entre los sentimientos que despierta en ella Misao…
El estilo Kawashita

Es un error bastante común creer que Mizuki Kawashita es un hombre debido a la cantidad de shônen que ha publicado en la revista Shônen Jump. Se inició en este mundillo con un doujinshi llamado Innocent en el año 1993 y pasó a la categoría shônen con títulos como Anedoki, Lilim Kiss, o la ya mencionada Ichigo 100%, su obra más conocida.

Con el pseudónimo de Mikan Momokuri, publicó en 1995 un shônen ai que lleva por título Koukou Danshy Boys y en 1996 un shôjo llamado Sora no Seibun; con ese mismo sobrenombre, saca Kaede Typhoon en 1999.

Su estilo de dibujo es detallista en los diseños femeninos, con buenas proporciones y rostros muy bellos; algo menos esmerados sus protagonistas masculinos, aunque no por ello menos atractivos. Líneas limpias y buenos juegos de sombras para un relato no exento de comicidad.

Un diseño que puede pasar perfectamente por shôjo por lo detallista de la vestimenta y finura de los rasgos (amén con las miradas lánguidas).
Fondos poco trabajados pero efectivos y para narrarnos las vivencias estudiantiles, donde lo más detallado es el instituto.
Todas sus obras se desarrollan con los estudiantes como protagonistas y sus vivencias (amoríos sobre todo) como nexo común que terminan en una historia principal.

La adaptación al anime corrió a cargo de J. C. Staff, bajo la batuta de Yoshiki Yamakawa (Nodame Cantabile) y constó de 12 episodios más 6 ovas; ecchi asegurado y seguidores que se cuentan por miles, con una fiel adaptación del manga, a pesar de alargar las tramas para estirar el argumento.

Como curiosidad, los nombres de sus protagonistas masculinos acaban con la letra “a” (Takaya, Kojima,Amamiya…), a excepción de Chappy (de Lilim Kiss) y Amachi e Higure (de Ichigo 100%), aunque al no dar los nombres completos, nos queda la incógnita de si aplica la norma en todo el género masculino…


La escuela del mundo



Me vienen a la cabeza mangas como School Rumble, Special A, School Days… Todos con temática estudiantil, con mayor o menor repercusión, porque es la etapa de la vida donde se forjan el carácter y la personalidad, junto con el despertar de los sentimientos.

Comparte con Special A la fortaleza física de Hikari (es practicante de lucha libre), reflejada en Ayumi y el hecho de que ambas protagonistas se enamoren del supuesto contrincante, lógicamente masculino, haciendo valedera la famosa frase “El amor empieza a palos”, “los que se pelean, se desean” o “del odio al amor hay un paso”, que en la mayoría de relatos con esta temática es el punto de partida de las relaciones que se fraguan.

Con School Rumble, tiene en común el primer triángulo amoroso entre estudiantes, con la diferencia de que Ayumi se siente atraída por los dos hermanos Zaitsu, mientras en el manga de Kobayashi, la protagonista Tenma se siente atraída por Ooji, pero a su vez despierta los sentimientos de Kenji (sin saberlo).

Ya que hemos nombrado School days, vale la pena mencionar que su nexo de unión, son las múltiples historias que suceden en el instituto y acaban formando una sola, pues el desarrollo de los acontecimiento y sobre todo el final, son completamente distintos.

Historias con diferentes personajes y que en un principio parecen distantes, terminan formando una sola vivencia en la cual todos tienen que ver, de alguna forma, en el desarrollo de los acontecimientos. Como sucede en la vida real, donde todos somos desconocidos hasta que nos fijamos que en realidad, no hay tanta distancia entre tú y el que se sienta enfrente de ti en el autobús. Las redes sociales son una buena explicación a este fenómeno: amigos en común, personas que seguro conoces, familiares lejanos, todos juntos para formar la historia de la vida.
Comenzando a vivir

Tal vez podamos decir que es otro relato estudiantil, otra comedia romántica con un final más o menos logrado (dependiendo del lector) de donde podemos sacar varias lecturas: las vivencias de instituto (o de secundaria…) son las que marcarán el camino a seguir y las amistades que allí se forjan, lo serán para siempre; a los familiares te los impone la naturaleza y a tus amigos los escoges tú, con lo cual, salvo excepciones y desengaños, son una de las partes más importantes de tu vida.

Tirando una vez más de refranes, “quien tiene un amigo, tiene un tesoro” se puede traducir como la pangea en la que se desarrollará nuestra existencia. Alguien con quien compartir, llorar, reír, en definitiva, despertar a la vida y sentir que se puede confiar en otra persona la cual nos ayuda a crecer y enriquecernos, correspondiendo sus esfuerzos.

Y continuando con el nutrido refranero español: “los polos opuestos se atraen”. Frase en la que se sustentan la mayoría de relaciones que surgen en la pubertad; tendemos a buscar lo que nos falta. Si somos tímidos, nos fijaremos en el más popular, si la debilidad es nuestra seña, nuestra atención la captará uno de los más fuertes.

Muchas veces nos preguntamos cómo es posible que parejas tan dispares duren a través del tiempo y la respuesta es el equilibrio. Como cualquier ley de la naturaleza, la compensación es una de las fuerzas más poderosas que hay y por ende la más fructífera y enriquecedora.
Si nos fijamos a nuestro alrededor, el dicho:” no pegan ni con cola” es lo más normal del mundo y solemos estar equivocados. Seguro que se complementan a la perfección y uno llega donde el otro fracasa; la tendencia a analizarlo todo y sacar conclusiones erróneas es una virtud (o defecto) del ser humano.

Si la comparamos a Ichigo 100%, la evolución del dibujo es fantástica y la trama del mismo estilo (recordemos que allí el estudiante Junpei Manaka descubre nuevos sentimientos cuando una preciosa chica con la ropa interior marcada con fresas, cae en sus brazos por accidente…) los pensamientos pervertidos y las situaciones embarazosas, son la tónica y desencadenante de este relato estudiantil, cuyo nexo común es el descubrimiento de la belleza interior, ya que las protagonistas de ambas historias no parecen agraciadas físicamente en un primer momento.

En resumen. Un shônen en el que todos nos veremos reflejados: la chica tímida, el guaperas, el macarrilla, la reina del baile, los feos,… Donde podemos descubrir los diferentes caminos que las relaciones ofrecen.

Lo mejor: Kawashita es garantía de un buen shônen, tanto en el diseño como en el concepto.

Lo peor: Más de lo mismo; es una fórmula que funciona.

Ficha técnica:
 

Nombre original: 初恋限定。 Hatsukoi Rimiteddo

Autor: Mizuki Kawashita

Género: Comedia, romanticismo

Categoría: Shônen

Año: 2011

Nº Tomos: 4

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -