Lo mejor de esta semana

Lo sé: otra de vampiros. Me gustan y ¡están por todas partes!

Ya sea en series nuevas o antiguas como la que nos acompaña, los chupasangres campan a sus anchas en todo el mundo del arte.

Nacido de un juego eroge de PC llamado
Mayonaka no Tantei Night Walker desarrollado por TomBoy en 1993 y aunque los nombres de los personajes se mantuvieron, sus personalidades y la comicidad del juego fueron cambiadas.

Detective de día y cazador de demonios por la noche, un destino que no puede cambiar ¿o sí?


Argumento


 
Shido Tatsuhiko es un detective muy particular: un vampiro, que trabaja para resolver los asuntos de la N.O.S (los inexplicables, raros) de día y por la noche es un feroz depredador dedicado a la caza de los nightbreeds: criaturas que pueden poseer los cuerpos humanos.

Cuenta con la ayuda de Yayoi Matsunaga, de la que también se alimenta y de una adolescente llamada Riho Yamazaki, a la que salvó cuando sus padres fallecieron a manos de los vampiros. Guni es una pequeña hada verde que se esconde tras la melena del detective a la cual también le debe la vida.

Los recuerdos de Shido parecen haber desaparecido hasta que empiezan a asaltarle imágenes sobre Cain, su creador y culpable de sus sufrimientos eternos.

Buceando en las sombras

Hablar de Kagawa será hacerlo de Naruto Shippuden, de la que también es director y guionista, así que no me voy a explayar que sino no me centro. Tan solo comentar que es garantía de calidad. Amén también al estudio encargado AIC (Anime International Company) del que han salido títulos fabulosos como Blood+ o Angel Beats!; una producción cuidada y detallista.

Al venir de un videojuego, se respetaron los diseños originales de Ayana Itsuki añadiendo algún que otro detalle como la coloración púrpura de la melena de Shido. La esencia es la misma: misterio y erotismo a partes iguales.

Obviamente el predominio de la oscuridad durante todos los episodios ya se presupone y la acertada elección del colorido apagado, siendo la atmósfera cargante y pesada.

Como curiosidad, os diré que hay mucho de la ciudad de Yokohama: el puente está dibujado a escala real, así como el diseño del barrio chino.

Canción siniestra

 


BUCK-TIC son los encargados del opening. Si bien esta melodía no fue expresamente escrita para ello, casa a la perfección con la temática; lúgubre, gótica y con tintes hardcore Gessekai abre fuego dando paso a todos los capítulos.

Mirai Koro, a cargo de La'cryma Christi , es la encargada de cerrar los episodios; rockera y bastante más alegre que el opening.

Mientras se van sucediendo las tramas, la música de Akifumi Tada (La ley de Ueki o Skip Beats!) es el encargado de que la melodía nos transporte a lo más oscuro de cada uno de nosotros, sumiéndonos en las tinieblas del relato.

La susurrante voz de Shido, sale de las cuerdas vocales de Takumi Yamazaki (Isamu Alva Dyson en Macross Plus), mientras que la cantante y compositora Maaya Sakamoto ( Hitomi Kanzaki en La visión de Escaflowne) hace lo propio con Riho Yamazaki.

La simpar Guni habla por boca de Ikue Otani, la famosa voz de Pikachu en Pokémon, mientras que la sexy Yayoi lo hace a través de Emi Sinohara, conocida como Kushina Uzumaki (Naruto) o la guerrera Júpiter de Sailor Moon.

Del amor a la sangre


  
Decir que es un anime fuera de lo usual, no es suficiente; si bien toca todos y cada uno de los estereotipos de los vampiros, la combinación de misterio, horror, demonios y sensualidad no es lo que más acontece por estos lados y mucho menos alcanzando su propósito: engancharnos y que no creamos que estamos perdiendo el tiempo con otra serie ñoña. Todo tiene sus peros y esta serie no va a ser una excepción.

Tiene varias pifias en algunos episodios: en un principio Shido no tiene carnet de conducir y no sabe manejar un automóvil, pero lo hace tranquilamente en uno de los capítulos.

La memoria de Shido le juega malas pasadas o al guionista se le fue la pinza: de ser hecho vampiro a la fuerza por Cain, pasamos a varias escenas que podríamos calificar sin pudor de yaoi en las que le pide por favor que lo convierta, para permanecer a su lado para toda la eternidad; por cierto, el rostro de Cain se ve más joven en una secuencia que en otra, dependiendo del capítulo (?)

En fin, dejando a parte las erratas, nos encontramos con una historia distinta (si ello es aún posible) sobre un chupasangre que no quiere dejar de ser humano, por lo que ha dejado de matar por placer y solo usa a los que se prestan a alimentarlo (con toda la sensualidad que esto comporta), que se debate entre los sentimientos que le despiertan su creador, el cual sólo ve a los humanos como comida y los considera inferiores, y los que le rodean que hacen su vida más llevadera. Cada personaje es una historia en sí mismo. Historia que se va hilvanando con la que nos ocupa y aumentando el misterio, que no se haga pesada, vamos.

Los episodios son bastante autoconclusivos, aunque todos los finales nos revelan nuevas pistas sobre el siguiente.

Si queréis saber qué tienen en común un vampiro, una humana y una hada, ésta es vuestra serie.

Ficha técnica:
 
 

Nombre original: 真夜中の探偵 Naito Uōkā Mayonaka no Tantei
Autor original: Kiyori Sasano/ Yutaka Kagawa
Director: Yutaka Kagawa
Estudio:AIC
Género: Sobrenatural, misterio
Categoría: Shônen
Nº Episodios: 12
Año: 1998

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -