Lo mejor de esta semana

Érase una vez una joven princesa que por culpa de una maldición, se quedó dormida durante 100 años y con ella, todo el palacio en el que vivía, que se vio cubierto de espinos que impedían el paso a todo príncipe que intentaba salvarla.

Quizás os suene el resumen de esa historia, no es otra que una de las versiones de La bella durmiente. King of Thorn adopta ese cuento como punto de partida para explicarnos como la humanidad da salida a un futuro casi incierto por culpa de un virus y de cómo las relaciones humanas pueden ayudar a ello.

La acción nos traslada al año 2015 en donde un virus llamado ACIS (Acquired Celular Induration Syndrome), conocido popularmente como Medusa, por volver en piedra en el estadio final de la enfermedad a los afectados, amenaza con destruir todo rastro de la vida humana en la Tierra. Una organización llamada Venus Gate, con marcado carácter religioso , se hace valedora de la única oportunidad que tiene la humanidad para sobrevivir: la criogenización. Se eligen a 160 individuos para encerrarlos en unas cápsulas que deberán llevarles 100 años más adelante en el futuro  en cuanto haya una cura efectiva para tal virus.




Kasumi Ishiki es una de las agraciadas, pero su hermana gemela Shizuku, a la cual está muy unida, no lo es. Kasumi entrará en una de las cápsulas pero ella y el resto de elegidos serán despertados bruscamente y antes de tiempo en la misma cámara en la que se durmieron, aunque la cual haya sufrido una pequeña remodelación: está medio destruida, llena de espinos y habitada por unos extraños monstruos. Tanto Kasumi como el resto de durmientes comenzarán una carrera para sobrevivir y salir afuera del castillo en el cual habían sido criogenizados.

La película, realizada por el estudio Sunrise y dirigida por Kazuyoshi Katayama (Appleseed, Giant Robot) es la adaptación del manga homónimo de seis tomos realizado por Yuji Iwahara y editado en España por Glènat. La historia centrada en Kasumi nos muestra como el trauma de la pérdida puede tomar formas inesperadas, sobre todo cuando podemos unir al cóctel el virus Medusa y sus particularidades que se explican a lo largo de la película. Este virus no deja de ser el leit motiv general de la historia, ya que es el generador de la acción primigenia en el momento en el que aparece en la historia de la Humanidad vía meteorito y es el motivo final de la historia al darse como agente externo para que la acción y desenlace se produzca.



Nos encontramos ante una película de acción, con tintes de ciencia ficción, en donde es bastante probable que muchas de las escenas os puedan recordar a la película Cube pero con otro escenario. Se produce una sucesión de acciones sin parar, sin dejar respirar al espectador, aunque uno no deje de sentir a veces la sensación de un Deus Ex Machina controlando lo que sucede y evitando que los verdaderos protagonistas (Marco y Kasumi) no mueran en el transcurso de la historia y que el resultado final de la misma con la que parece que arranca todo, que es con el final del virus Medusa, no queda del todo resuelto.

A nivel gráfico Sunrise ha hecho un buen trabajo a medias. A pesar de ser uno de los mejores estudios de animación japoneses y de ser este un largometraje, donde la animación suele encontrarse un poco más cuidada, la animación resbala un poco en determinados puntos, sobre todo con secuencias de movimientos. Sunrise tiene un buen diseño de personajes con respecto al manga original y muchos de los escenarios, así como los monstruos, se encuentran renderizados en CG, lo cual aporta profundidad a los escenarios o movimientos más sutiles y mejor trabajados que los que ellos han realizado con técnicas de animación habituales. A nivel musical parece ser que la voluntad era jugar con ese paralelo que la historia no deja de hacer acerca de la Bella Durmiente y nos encontramos con música de clara inspiración medieval, haciendo que el ambiente de terror quede aderezado con una sensación de cuento de hadas que hace que nos transportemos en cierta medida más a la trama.

La edición española de la película corre a cargo de Selecta Visión, que presentó King of Thorn como una de sus novedades de finales de agosto del 2013, brindándonos dos ediciones, una en DVD y otra combo que incluye DVD + BD con audio original en japonés, doblaje en castellano y subtítulos.

120 minutos de acción trepidante para una película que mezcla la fantasía, con el horror, el amor y el drama.

Ficha técnica

 
Año: 2010

Estudio: Sunrise

Duración: 120 minutos

Autor: Kazuyoshi Katayama

Género: ciencia ficción, acción, supervivencia

Categoría: seinen

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -