Lo mejor de esta semana

Hacia la Tierra
Título original: 地球へ… / Terra E...
Autora: Keiko Takemiya
Categoría: shonen
Género: ciencia ficción, psicológico
Año: 1980 Duración: 112 minutos

 En el futuro la Humanidad logró llegar al cénit de la podredumbre: el clima de la Tierra se ha vuelto mortal por la contaminación, y las guerras no tienen fin. No quedaba más que emigrar hacia otros sistemas pero sin repetir los errores, para ello se dejó que toda decisión quedara en manos de un SuperOrdenador (Madre) que fijara límites y mantuviera un orden.

A la vez empiezan a nacer individuos con extraños poderes psíquicos (asignados "Mu") que son eliminados debido al temor y la ignorancia. Para descartar el gen Mu a todo ñiño se le hace un examen en su ADN a los 14 años, edad recomendada para ser llamados adultos, aunque en la práctica se les realiza un lavado de cerebro para convertirlos en mayores funcionales al entorno, con una ocupación acorde a sus habilidades y sin problemas de rebelión, algo impensable en Ataraxia, lugar donde se concentra la mayor parte de la raza humana.
Fallando el exámen, el protagonista Jomy Marquis es sentenciado a la muerte siendo rescatado por Blue, un soldado con la mutación MU que le explicá el porqué de las guerras, la persecución, el odio entre distintas razas y el anhelo de todos: regresar al planeta originario...la Tierra.

Con el objetivo de ver la fuente de la vida, Jomy junto a los Mu, los humanos "reseteados" del futuro y Madre como supremo jefe, la Humanidad ¿estará lista para regenerar el planeta y vivir nuevamente en él?

  ¡No tengo el gen Mu! ¡No soy un demonio! 

 Tanto en el manga como en la película de 1980 la telepatía es el "don" más visible que utilizan los Mu para comunicarse, la autora no ahorra detalles para mostrarla crudeza, la esclavitud disfrazada de bienestar, y el exterminio de todo lo diferente. A mediados de 1970 el género de la ciencia ficción estaba en su apogeo, sin embargo pocas mangakas tenían el valor para romper con lo establecido dentro de la industria; Keiko Takemiya estaba dentro del grupo de las pioneras, introduciendo nuevos matices tanto en el shojo como en el shonen, crueldad, diálogos con contenido y hasta escenas subidas de tono (desde shonen-ai hasta yaoi) entre igual género, algo inpensable por esos años para una mujer; estos géneros no son tratados aquí pero sí en otros títulos de Takemiya.

Esta mangaka fue pionera de varias subgéneros, amante de todo lo histórico y josei, y si bien posee algín título con comedia se destaca en el campo del shojo dramático, y un detalle no menor: pertenece al "grupo del 24" (24nen-gumi), estas son dibujantes nacidas alrededor del año 24 período Showa (1949).

¿Qué significa? Las jóvenes realizaron un amplio cambio al estilo estructurado, demostrando que no sólo sabían dibujar shojos románticos (que era lo que se esperaba) sino que dominaban el arte de introducir nuevas temáticas: desde cat-girls hasta la Revolución francesa, desde la Rusia de los zares hasta los suicidios por incesto.

 Temblor cultural que hizo eco en muchas autoras famosas que se consagraron años después. Decir que le fue bien a Keiko en su país natal es poco: ganó varios premios, la crítica nipona la consagró y sus anteriores obras eran reeditadas; luego de los 5 tankoubons vino la película y en el 2007 una serie de 24 episodios con un dibujo más actual pero manteniendo la esencia del mensaje.

  "Las máquinas no se arrepienten de nada..." 

 Volviendo a "Hacia la Tierra" contar sin spoilear es difícil, solo basta decir que la Humanidad logró evolucionar hacia los Mu, poderes sorprendentes que pueden ser usados para ayudar o destruir. Pero la tecnología depositada por los mismos humanos en un ordenador con inteligencia artiificial los tacha de "peligrosos", demonios que erradicados dejarán que la gente viva pacíficamente.

Con una dictadura post-espacial, todo es controlado salvo los que pueden escapar antes del "exámen de ingreso a la adultez", asi hallamos a los MU, a varios humanos normales, a otros bajo el dominio de Madre y a Keith Anyan, un superhumano sin la mutación pero decidido a arrasar con sus tropas alos poseedores del factor genético defectuoso.

  "Quiero volver a la Tierra, quiero regenerar el suelo..."

 El dibujo del manga tiene grandes referencias a Tezuka, no así en la película con claras reminiscencias a Leji Matsumoto (que también estaba en su época de oro), la serie tardaría un cuarto de siglo y vendría con estética nueva, más colores y un ambiente menos opresivo, dejando el azul-negro del espacio por otros tonos menos agresivos, siendo entendible ya que un ambiente lúgubre durante los 24 episodios puede llegar a ser tedioso para el televidente. Los trazos de diseños vienen a cargo de Nobuteru Yuki (Vision of Escaflowne).

En resumen: Excelente obra con un mensaje de libertad, sea físico, de pensamiento, universal en cada rama viviente de la humanidad. Llamado de atención hacia donde vamos si no controlamos los recursos. Oda a la vida, a la aceptación.

Muchas bajas en ambos bandos, la emoción por llegar a destino.

Lo mejor: el manga, fuerte para la época.
Lo peor: A excepción de la película de los 80 y la serie, el manga es difícil de conseguir, en internet está en inglés.

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -