Lo mejor de esta semana

Original publicado en KZ # 17

Comparada con la retorcida mente de la que ha surgido semejante anime, Lovecraft parece un angelito que escribiera sobre conejitos y florecillas silvestres. 

Ante todos ustedes, uno de los últimos destrozos que ha hecho la factoría del anime a una idea buena: “Haiyoru! Nyaruani: Remember My Love(craft-sensei)”. Y gracias a este anime tan majo, la sección de este mes de “anime del mes” se convierte en el antianime del mes como por arte y genio del mismo Cthulhu. 

Si os gusta Lovecraft y veneráis los mitos de Cthulhu, estáis avisados, no veáis esto, sino se os caerán los ojos y ya seréis irrecuperables.

Ficha técnica

Nombre Original:
Haiyoru! Nyaruani: Remember My Mr. Lovecraft (TV) 這いよる!ニャルアニ リメンバー・マイ・ラブ(クラフト先生)
Autor: Manta Aisora
Director: Azuma Tani
Estudio: DLE inc.
Año: 2011
Género: Humor
Categoría: seinen
Duración: 11 capítulos

Voy a ser directa y contundente con este anime, que más que anime es una parodia del género. Esto es, una cosa mal hecha en flash. Vamos, que no vale la pena ni que perdáis el tiempo siquiera con el pensamiento de verlo. Y es que cuando lo comencé no pude evitar que la frase “¿qué narices haces viendo esto?” pasara por mi mente.

De todas formas, vamos a intentar ser un poco profesionales y os vamos a explicar de qué va o de qué se intuye que va, que no es que quede excesivamente claro, y en el caso de que sí haya quedado claro, no acaba de ser interesante.

Haiyoru! Nyaruani: Remember My Love(craft-sensei) es una serie de la compañía DLE Inc. que nos narra las aventuras domésticas de Nyaruko y de Mahiro Yasaka. Hasta aquí todo correcto: son capítulos de unos 4 minutos, en donde verdaderamente la acción es la mitad, ya que lo demás corresponde a opening y ending, compuestas de humor divertido, distendido, un poco cachondo… siempre y cuando no tengas ni idea de que va el tema ni el trasfondo, ni tengas ni idea de quién es Lovecraft y de qué va su obra.

Muchos que vean la serie y no entiendan la broma pensarán, ¿por qué llevan una cuenta atrás de los días que le falta a la humanidad para ser extinta? Y es que la historia viene de más atrás. Se supone que la protagonista, esta chica tan maja y tan moe de nombre Nyaruko, no es otra persona que el mismísimo caos reptante Nyarlathotep, un dios primigenio al cual hay que tenerle cierto respeto dentro de los escritos de Lovecraft, y digo cierto por no decir que es un cabrón con pintas que lo único que quiere es sembrar la locura y el caos por donde quiera que vaya. Y nos lo presentan aquí como una niñita de unos 15 años, toda mona ella, que se desvive por agradar a Mahiro. Definitivamente, el mundo está loco.

El cuarteto calavera, qué peligro.
Tampoco podemos dejar de citar a otros personajes de la serie como Cthuko, que me presumo ciertamente que tiene mucho que ver con Cthulhu, y que anda más caliente que una gata en celo, intentando tener sexo con Nyaruko por doquier y en cualquier lugar. No deja de ser bastante curioso que al más famoso de los mitos de Lovecraft lo hayan puesto con esa pinta de lolita lesbiana y casi de mofa, adoptando un papel bastante más que secundario.

Para la tercera en discordia encontramos a Atoko, que yo me presumo que se trata de Tsathoggua, aunque tengo mis dudas, siendo éste un primigenio, conocido como el que susurra en la oscuridad. Aquí nos lo presentan como una mujer ya un tanto más madura que las lolitas que se nos ha presentado hasta el momento, pero que no deja de hacer comentarios mordaces siempre relacionados con el sexo y con un doble sentido implícito. Vamos, completamente igual al que susurra en la oscuridad.

El nombre de Lovecraft está relacionado con el terror. Sus relatos sobre el horror cósmico, ese miedo inevitable que viene de fuera y que va a acabar con todo, o de aquello que ya existe y es superior a nuestro entendimiento; la incapacidad de escapar de nuestro propio destino, lo prohibido que entra en directo contraste con la ciencia, son los puntales básicos de sus escritos. Muchas han sido las adaptaciones que han recibido sus cuentos, e incluso un grupo de escritores continuó su estela con el mundo creado por el prolífico escritor. 

Sin embargo, de todas las adaptaciones que se han hecho hasta ahora y que he podido ver, podemos decir que es la primera vez que he sentido ganas de levantarme y darle un par de bofetadas por hacer semejante “cosa”, por no llamarlo de otra manera más fuerte, a los que se las ingeniaron para crear esto.



Y sí, la culpa la tiene alguien, Manta Aisora, quien tuvo la feliz y original idea de crear una serie de novelas cortas en las que Mahiro, el chico protagonista, vive feliz su ordinaria vida hasta que un día le atacan los aliens y Nyaruko para irse luego a vivir con él. Pero vamos a recordarlo, para que no se nos olvide el punto inicial de toda esta historia, Nyaruko es Nyarlathotep, odia a la humanidad, desea nuestra destrucción y se regodea en ello, pero no, aquí no vas a encontrar eso. Encontramos al Caos Reptante convertido en una adolescente de pelo plateado que no hace otra cosa que querer agradar a Mahiro y tener los anhelos que parecen tener un amplio número de mujeres en Japón (o eso es lo que nos quieren hacer pensar), que es casarse (se nota que me ha traumatizado, porque no dejo de repetirlo en multitud de ocasiones). 

Y yo entonces me pregunto, ¿qué pasaría si los Primigenios fueran las típicas colegialas japonesas de todos los animes? Pues pasaría “Haiyoru! Nyaruani: Remember My Love(craft-sensei)”.

También he de reconocer que su humor absurdo me ha arrancado una sonrisa, sobre todo la primera escena en la que sale Nyaruko cocinando con un delantal con la foto de Lovecraft, que me ha parecido de lo más ridículo y divertido de la serie. Todo en ella misma es un sinsentido y sobre todo, un anime con humor adulto y bastante subidito de tono, aunque no enseña nada, juegan con las intenciones y las palabras a los dobles sentidos.

Sobre la animación, poca cosa se puede decir de una serie de anime (¿anime, dónde?) de 11 capítulos prácticamente hechos con flash en su totalidad. Sus fondos son igualitos a los de los anime kodomo (o para niños) y personalmente me recuerdan a los de Crayon Shin-chan, pero todavía peor hechos. Los diseños y la animación son más que flojos, aunque si están hechos con flash he de decir todo lo contrario, si los ha hecho un principiante, son extraordinarios. Lo único decente de animación es el opening-ending (está en medio de todo, así que ni opening ni ending, ¿un meding, quizás?) Koi suru Otome no Catharsis (恋する乙女のカタルシス) interpretado por LISP, y tampoco es para tirar cohetes. A pesar de todo, he de decir que DEL parece haberse intentado esmerar en hacer algo relativamente atractivo, aunque con semejante material inicial, no me extraña.

Para acabar este artículo, os invito a que veáis la serie y que nos mandéis sugerencias sobre como vengarse por semejante “suceso” que habrá hecho que el pobre Lovecraft y sus seguidores se revuelvan en la tumba (los muertos, claro). ¿Una invocación de Yog-Sothoth quizás? También podemos ser más realistas, un obús por donde la espalda pierde su casto nombre. Aunque el socorrido garrote vil también es una idea.

Desde la redacción de Koukyou Zen estaremos esperando vuestras ideas, animaos. Estaremos encantados de leerlas.

{ 3 comentarios ... read them below or Comment }

  1. Voy a copiarle su solución al sr. Sam "Ace" Rosstein*: ¿Con qué mano dibujan? ¿Con la derecha? ¿Son diestros? ¿No saben dibujar con la izquierda...? Vale, aplástale la mano derecha a fostias con un bate.

    ...Bueno, ya que estamos, aplástale también la izquierda. Nunca se sabe... XD

    *Sam Rosstein es el personaje que encarna Robert de Niro en Casino, y utiliza tan sencillo y expeditivo método contra una pareja de tramposos profesionales.

    ResponderEliminar
  2. Si me dejan, yo de paso les muerdo los dedos del pie XD.

    ResponderEliminar
  3. Son posibilidades, sí... pero pensaba que podríamos ser más originales... no sé, pica pica en una carta a Japón o algo así xD

    ResponderEliminar

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -