Lo mejor de esta semana

Mark Twain escribió El Príncipe y el Mendigo a finales del siglo XIX y la historia de dos personas muy parecidas físicamente y que intercambian sus roles, se ha visto reflejada en multitud de obras. Tú a Boston y yo a California fue una película donde dos chicas de distinto poder económico se encuentran en un campamento. Normalmente, el nexo común de estas obras es que son dos hermanos, generalmente gemelos, que por varias circunstancias son separados y enviados a distintos lugares. Pero dicen que la sangre tira y acaban encontrándose.

Zoe es una adolescente que vive con su madre en una granja, encargándose de todas las tareas de limpieza y cuidado de los animales. Un día, un carruaje choca contra el gallinero y de él desciende una joven que es idéntica a Zoe en cuanto a físico. Se trata de la princesa Madeleine.

La princesa le propone un cambio de papeles a Zoe: irá al instituto durante un año, así Mady podrá descansar de su azarosa vida. Eso sí, como es un personaje muy popular, deberá actualizar sus estados y subir fotos a las distintas redes sociales. Es entonces, cuando llega al palacio, que Zoe descubre que Mady no es precisamente popular por su simpatía y cercanía.

Tras la trilogía de Bakemono y la pentalogía de Corazón de Melón, las granaínas más salerosas del mundo nos traen una historia, que si bien en principio parece que va a caer en todos los clichés posibles, nos narrarán con su arte secuencial que no todo está dicho en una historia de este tipo. Tú al instituto y yo de año sabático es el subtítulo de este primer tomo que vio la luz a finales de octubre del 2016.

ChanPrin tiene un dibujo preciosista, lleno de matices que va desvelando con mucho humor aquel fabuloso refrán que dice que el dinero no da la felicidad (y Mady añadiría: pero yo prefiero llorar en un Ferrari). Las redes sociales, rebautizadas para esta obra con nombres como Princebook, Plog, Princegram, LifeTube, Kiker, se convertirán también en un personaje más. Allí se publican su vida, fotos, lo que actualmente pasa con nosotros mismos y que si no tenemos redes, parece que no tenemos vida.

La historia se va desarrollando con varios sucesos “casuales”. El amor de infancia de Zoe, resulta ser el prometido al que Mady no quiere. Indira, que bebe los vientos por la princesa y a la cual ella humilla, se convertirá en la primera aliada de Zoe para sacar adelante el curso y que no la descubran.
Una historia trepidante, llena de momentos de humor Channú que tanto apreciamos. Atención a los cameos de varias usuarias de twitter reales en una conversación de kiker sobre una fotografía subida por una de las alumnas de la Royal Prince School: Channel Four (continuemos con las parodias, también encontraremos el apellido Garnier y alguna que otra cosilla que os invito a encontrar).

Como es habitual en las obras llamadas mangas españoles (mangañol, iberomanga,…) al final del tomo encontramos fanarts e historias basadas en los personajes de ChanPrin realizadas por lo más granado del mercado español.

Challenge Princess os espera. A reírse que va tocando, y a desentrañar los misterios channueros (que no son pocos) y esos guiños que todo seguidor reconocerá. Aquí nos quedamos a la espera del segundo tomo.

Leave a Reply

Se respetuoso o se borrará tu comentario. Gracias.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments


Creative Commons License El contenido de este blog está bajo una licencia de Creative Commons
Acorde con la legislación española se informa a todo aquel que haga uso de la página acepta el uso de cookies realizado por la misma. Ley 34/2002, del 11 de julio sobre servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico
- Copyright © Koukyou Zen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -